Ayer por la tarde, me di un tiempo para revisar el desempeño de las operaciones de API BCS durante el primer año de gobierno de Víctor Castro, de acuerdo con el Primer Informe  que recién presentó esta semana al congreso de BCS. 

Ya hacía algunos dos o tres días que estaba recibiendo constantemente mensajes de Google respecto a que mi equipo corría peligro.  Debido a que esos días insistentemente estuve recibiendo también advertencias en el mismo sentido de una empresa que vende seguridad digital en internet, yo supuse que se trataba de una estrategia comercial para ganar clientes. Hoy parece que no era así.

Ayer, mientras escribía, recibí un mensaje de Facebook en el que me decían que mi cuenta estaba siendo reportada por compartir pornografía, y que sería suspendida mi cuenta hasta que me pusiera en contacto con ellos y diera mi opinión. La única opinión que es posible dar, es que no estas de acuerdo. Eso hice, dije que estaba en desacuerdo y envié el mensaje. Intenté entrar a mi cuenta y ya no existía. Un rato después, recibí una notificación con la que me pedían la foto de una identificación oficial mía. Se las envíe y me contestaron que revisarían mi respuesta y luego se comunicarían conmigo. Punto. No tengo cuenta de Facebook. Por un WhatsUp, mi hermana me envió un mensaje, diciéndome que un conocido nuestro le había llamado para decirle que en mi perfil de Facebook había aparecido una publicación pornográfica, y ella quiso ver mi perfil pero ya no existía. Yo nunca vi la mencionada publicación pero un amigo me comentó que se trataba de un video abominable y de una ruindad sin nombre de quien de esa manera intentaba manchar mi nombre para descalificar así mis opiniones.

Sin, embargo, estoy muy viejo como para asustarme por tretas tan cuachalotas y tan ruines como esta. No dejaré de publicar los desaciertos de esta administración que va dando tumbos por todos lados. Hoy, yo puedo decir con la frente en alto que no somos iguales. Cuando publiqué que el gobierno de Víctor Castro se estaba endeudando sin hacer transparente ese endeudamiento, publiqué también el documento en el que la secretaría de Hacienda lo decía. No era una treta mía. 

Cuando publiqué que el gobierno de BCS decía que había gastado más de 870 millones de pesos en la nómina de SEP, y aclaraba que eso era falso en más de 500 millones de pesos, tampoco era una sucia treta mía. Publiqué el documento donde ese gasto lo declaraba la secretaría de Finanzas del gobierno del Estado y publiqué también el documento de la SEP donde decía que sólo había gastado 362 millones.

Cuando publiqué que Víctor Castro tenía un salario mayor a 1 millón 300 mil pesos al año, no lo inventé, publiqué la parte del presupuesto de 2022 donde venía la cantidad exacta que Víctor Castro se había asignado como gobernador. Nadie más que él tiene la culpa de haberse asignado un salario tan alto,  y el que eso lo conozca la población, tampoco es culpa mía, pues se publicó dentro del Presupuesto de egresos de 2022.

Cuando publiqué que Víctor Castro les escamoteó 433 millones de pesos a los ayuntamientos de recursos provenientes de la federación que les pertenecían a los municipios, no fue un invento mío. Fue la Auditoría Superior de la Federación la que lo dio a conocer en su segunda entrega de informes sobre la auditoría practicada a la aplicación de recursos federales del  año fiscal 2021.

Cuando hace poco más de una semana publiqué que en los primeros nueve meses de este año,2022,  la API BCS tuvo ingresos disminuidos en 156 millones de pesos comparados con los que tuvo en el mismo periodo de 2021, no lo inventé, se encuentra en el mismo sitio oficial de transparencia de la API.

Cuando hace una semana publiqué que el director de la API BCS gana casi 4 mil pesos diarios, no lo inventé. Ese documento aparece también en el sitio OFICIAL de transparencia de esa empresa pública  administradora de puertos.

Y cuando publique lo que ayer estaba preparando cuando me sacaron del Facebook, tampoco será culpa mía, será culpa de los que subieron las tarifas del API, de los que aparentemente aumentaron la carga y pasaje y de todos modos disminuyeron en 156 millones los ingresos, aunque haya quien gane ahí casi 4 mil pesos diarios.

¡No van a callarnos!





Entradas más populares de este blog

EL RUISEÑOR Y LA ROSA: (FRAGMENTO: OSCAR WILDE)

SUBE EL API 15% LAS TARIFAS, Y LOS PRECIOS EN BCS SE VUELVEN LOS MÁS ALTOS DE TODO EL PAÍS